ASÓCIATE

 

      La conservación del patrimonio común precisa de la organización y movilización de todos los ciudadanos frente a los peligros de su pérdida o degradación por la desidia institucional o privada.

      Un ejemplo: la sinagoga judía descubierta durante las obras del parador forma parte de un singular conjunto urbanístico excelentemente conservado. La conservación de la judería está amenazada de destrucción por los planes de obras del parador.

Pese a la propaganda oficial numerosos edificios catalogados han sido desacertadamente restaurados y calles y barrios integrados por edificios notables como la de Selgas y adyacentes, corren serio peligro de perder su unidad ambiéntela y arquitectónica, sacrificándola a intereses privados

    Movilízate, asóciate

Escríbenos